Jueves, Julio 20, 2017

La finalidad de los bautizados y de toda comunidad de bautizados es dejarse evangelizar y ser evangelizadores, siguiendo la opción pastoral de la Iglesia Arquidiocesana de Cartagena.

Jesucristo, es el modelo evangelizador a seguir. Al encarnarse, anunciar la Buena noticia, morir y resucitar, dio inicio al Reino de Dios a través de tres acciones fundamentales: Enseñando como Profeta valiente, Santificando como Sacerdote perfecto y sirviendo como Rey humilde. La Iglesia de ayer y de hoy hace suya esta acción evangelizadora de Cristo, el Maestro.

Lo anterior lo vemos claramente en el libro de los Hechos de los Apóstoles, donde descubrimos, las dimensiones de la evangelización para toda comunidad cristiana:

  • “Eran asiduos a la enseñanza de los apóstoles, perseverantes en la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones” (Hch. 2, 42). “La multitud de los fieles tenía un sólo corazón y una sola alma. Nadie consideraba como propios sus bienes sino que todos lo tenían en común…Entre ellos ninguno sufría necesidad, pues los que poseían campos o casas los vendían, traían el dinero y lo depositaban a los pies de los apóstoles, que lo repartían según las necesidades de cada uno” (Hch. 4,32-35).
  • La vida cristiana a la que hemos sido llamados por Jesucristo, como discípulos y misioneros, ha de hacer suyas esas dimensiones profética, litúrgica y sacramental, caritativa y misionera de aquella primera comunidad cristiana. Los discípulos de Cristo han de permanecer perseverantes en la enseñanza, en la comunión, en la fracción del pan, en las oraciones y en la tarea misionera de anunciar la Buena Nueva.
  • El papa Benedicto XVI en su encíclica Dios es caridad (Deus caritas est) nos dice que la naturaleza íntima de la Iglesia se expresa en tres tareas fundamentales, como son anunciar la Palabra de Dios, celebrar los Sacramentos y ser servidores de la caridad. Tareas que se implican mutuamente y que son inseparables. En palabras sencillas, toda comunidad cristiana tiene que conocer, vivir, celebrar y anunciar su fe.